Saltar al contenido

¿Cuándo es el momento de cosechar sandías en el jardín?

marzo 11, 2021

¿Cuándo es el momento de cosechar sandías ? Esta es una pregunta aparentemente trivial, pero que todo agricultor se hace cuando se acerca el momento de la cosecha.Pero, ¿cómo podemos entender realmente cuándo las sandías están maduras y deben cosecharse? Hay algunas señales inconfundibles que nos darán la respuesta a estas preguntas. De hecho, las plantas nos hablan, y basta con observarlas con atención para entender cuándo cosechar los frutos de nuestro trabajo.

Por otro lado, cosechar sandías cuando aún están inmaduras quita la satisfacción de comer una fruta sabrosa. La fruta verde es de hecho insípida, con una pulpa clara y sin jugo. Por el contrario, el demasiado maduro tiene una pulpa dulce, pero con una consistencia harinosa y blanda. Por eso es importante cosechar sandías en el jardín en el punto correcto de madurez. En este artículo vemos cuáles son los trucos para entenderlo sin dificultad.

Cómo promover la maduración de la sandía.

Las sandías tienen un ciclo de cultivo de duración media, unos 4 meses desde el momento de la siembra. Por lo tanto, por lo general, se siembran en primavera y se cosechan en pleno verano. Para favorecer la maduración de los frutos existen algunas operaciones de cultivo que podemos realizar, a saber:

  • cobertura apical . Con esta sencilla operación se estimula la planta en la emisión de chorros laterales, que producen mejor y en el número adecuado para una correcta maduración;
  • dar la vuelta a la fruta . La sandía es una fruta esférica, apoya su fachada en el suelo, el que queda blanco. Para tener una maduración uniforme, puede cambiar el lado que toca el suelo de vez en cuando, girando a izquierda y derecha. Tenga cuidado al manipular los frutos, para no despegarlos prematuramente. Esta simple operación también evita la formación de podredumbre en un solo lado. Obviamente, solo es aplicable con unas pocas plantas en los huertos familiares;
  • Disminuir los riegos en la parte final del ciclo. Al hacer que la planta “sienta sed” antes de cosechar las sandías, tendremos una mayor producción de sustancias azucaradas, por lo tanto frutos más dulces.

Los secretos para entender cuándo una sandía está madura

Por lo general, al recoger una fruta o verdura, lo primero que miras es el color de la cáscara. Por ejemplo, cuando tenemos que cosechar tomates, esperamos el momento en que el color cambia de verde a rojo. Para la sandía es un poco más complicado. Entonces, veamos todos los signos distintivos para comprender cuándo es el momento de cosechar las sandías del jardín:

  • El sonido que hace . Un gran clásico es “golpear” la piel de la sandía para ver si está madura. Vamos a dar algunos golpes y acercarnos a los oídos. Si el sonido que percibimos es grave y apagado, significa que la pulpa está bien formada y compacta.
  • Observa los zarcillos . La planta de la sandía tiene un hábito rastrero, lo que le permite estirarse mucho en el suelo. A lo largo de los brotes emite zarcillos, al igual que los de la planta de vid . Cuando las sandías están en su madurez final, los zarcillos ubicados cerca de la fruta se oscurecen y se secan.
  • El pecíolo . Otro órgano vegetativo a observar es el pecíolo, es decir la pieza final que sujeta el fruto adherido a la planta. Cuando la sandía está madura, se forma una depresión en el área del pecíolo, que comienza a secarse.
  • La cáscara . Acariciando la piel podemos tener una indicación de su grado de madurez. Cuando aún es temprano para recoger la fruta, la piel es áspera al tacto, de color opaco. Cuando está maduro, sin embargo, la piel es de un hermoso color verde brillante, con una pátina brillante y pruinosa.
  • Rasca la cáscara . También podemos intentar rascar la piel con las uñas. Si las sandías están maduras en el punto correcto no tendremos dificultad en hacerlo.
  • Observa la parte blanca . La parte blanca de la sandía que descansa en el suelo, cuando la fruta está completamente madura, tiende a tornarse amarilla.

La prueba final

Entender cuando una sandía está madura es una operación que involucra todos los sentidos, especialmente el tacto y la vista. Pero la prueba del 9, que nos da la certeza de poder cosechar los frutos en el huerto, es la del gusto. Identifica la sandía del campo que te parece más madura, recógela, guárdala unas horas en la nevera y luego disfrútala. ¿Qué mejor prueba que esta? Si está satisfecho con el sabor y la textura de la pulpa, puede recolectar progresivamente las demás sandías.

Consejos para el almacenamiento

Si se almacena de la manera correcta, las sandías cosechadas en el jardín se pueden conservar durante varias semanas. Debe evitarse el almacenamiento directamente en el frigorífico, incluso para problemas obvios de espacio. Lo ideal es una bodega fresca, absolutamente nada húmeda, con buena circulación de aire y que no absorba luz. Sin embargo, de vez en cuando, compruebe que la fruta no se haya podrido o mohoso . Es mejor regalar sandías a los amigos que estropearlas con el tiempo.